PROPOSITO DE DIOS PARA EL HOMBRE PDF Imprimir E-mail
Predicas On-Line

PROPOSITO DE DIOS PARA EL HOMBRE
20.JUNIO.2009

Dios diseñó al hombre y lo equipó para que pudiera llevar a cabo todo propósito y todo tipo de funciones para lo cual él fue creado. Muchos hombres andan preguntándose el por qué de su existencia, pero el único que tiene una respuesta para esta pregunta es Dios. El hombre se ha alejado de Dios y en su rebeldía no quiere someterse al Padre, por eso hoy vemos hombres buscando su propósito sumergiéndose en el alcohol, las mujeres, las drogas, negocios ilícitos, tratando de adivinar acerca de lo que son capaces de hacer y encontrar así el propósito para el cual fueron hechos. Nos hemos olvidado que el único que tiene la respuesta correcta es Dios, mire lo que dice Proverbios 19:21, "El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor." De esta manera se confirma que podemos tener muchos pensamientos y opiniones de lo que debería ser el hombre, pero al final lo que cuenta es la opinión del Señor. Entender el plan de Dios en su creación, nos ayudará a ver y entender el propósito de Dios para el hombre.
Primero necesitamos recordar que Dios creó al hombre de acuerdo a los requerimientos de Sus propósitos. Génesis 2:7, "Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente." El varón fue formado primero, y hubo un período de tiempo antes de que la mujer fuera formada. Ese lapso de tiempo Dios lo usó no para mostrar que el hombre es mejor que la mujer, así que por favor varón no te vanaglories que eres mejor porque fuiste hecho primero, Dios en ese tiempo capacitó al hombre para lo que sería su propósito en la faz de la tierra. Podemos aprender acerca de los propósitos de Dios para el hombre durante este período por medio de todo lo que él vio, oyó y aprendió. La naturaleza, diseño y cualidades de los hombres fueron diseñados por Dios para cumplir Sus propósitos divinos.
El propósito del varón puede ser resumido como su prioridad, su posición y su función o asignación.
Veamos entonces cada uno de estos puntos de manera más detallada:
1. LA PRIORIDAD.
Este se refiere al orden que guarda el hombre en la creación y lo que esto significa con relación a la razón o motivo de su existencia. Viene la pregunta entonces, ¿por qué creó Dios primero al hombre? No fue porque es mejor que la mujer, es debido a su propósito. Cuando Dios creó al hombre a su imagen creó un solo ser el hombre y de él formo a la mujer, no volvió a buscar materia prima (Génesis 2:21-23, "Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una costilla y le cerró la herida. De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre, el cual exclamó: «Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará mujer porque del hombre fue sacada.»") Que nos enseña entonces este pasaje, que sólo el hombre fue el que vino directamente a la tierra, ya que él fue diseñado por Dios para ser el fundamento de la familia humana. La mujer salió del hombre, en lugar de salir de la tierra, debido a que ella fue diseñada para descansar o depender en el hombre, para tener al hombre como su apoyo.
Dios planeó todo desde el principio, sabía exactamente como debía verse el dibujo de la obra terminada, pero primero tenía que comenzar con el fundamento o los cimientos. Ha visto alguna vez alguna construcción donde se comience por el techo o por las puertas o ventanas sin antes hacer el cimiento. Dios es el constructor de constructores y comenzó de la misma manera que cualquiera de este gremio. Lo primero que colocó en la tierra fue al hombre, lo que necesitaba primero fue lo que hizo y así decidió hacer al hombre.
Dios decidió colocar al hombre como fundamento de la humanidad, sobre esta fundación de establecen las familias. Desafortunadamente el hombre busca su propósito de manera errada, en el mundo y no está dispuesto a asumir sus responsabilidades. Vemos entonces hombres abandonando sus hogares cuando la carga del edificio está aumentando, como sus vidas están cimentadas sobre arena, cuando el fundamento se mueve ellos lo que desean es tirar la carga y huir. El único y verdadero fundamento que es roca firme es Jesucristo (1 Corintios 3:11, "porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo.") El hombre tiene entonces una responsabilidad específica, tiene un propósito que cumplir como fundamento, pero como varones no debemos olvidar que no podemos desempeñar todas las funciones por sí mismo. Por ejemplo la fundación no puede proteger a los ocupantes de una casa de la lluvia, ahí aparece la mujer como complemento perfecto para cimentar a la familia. (Proverbios 13:22, "El hombre de bien deja herencia a sus nietos; las riquezas del pecador se quedan para los justos") Por favor analiza cual es entonces el legado que le estás dejando a tus hijos, la herencia no solo es terrenos y dinero.
2. LA POSICIÓN DEL VARÓN.
El hombre no fue solo creado para ser el fundamento, él fue el primero en ser colocado aquí en la tierra de acuerdo a los propósitos de Dios, fue el primero en tener relación con Dios, en experimentar la creación de Dios y en recibir las instrucciones de Dios.
Dios colocó al hombre en el medio ambiente en el cual de suponía que él debía permanecer, a fin de poder cumplir y llevar a cabo la razón de sus existencia (Génesis 2:8," Dios el Señor plantó un jardín al oriente del Edén, y allí puso al hombre que había formado") El jardín del Edén era un lugar celestial ubicado aquí en la tierra, era un lugar cerrado y delicado o placentero. El hombre podría oír la vos de Dios, hablar con Dios, disfrutar de Dios, y el hombre no está diseñado para funcionar fuera de la presencia de Dios, El Señor nunca quiso mover a Adán fuera del jardín, su intención era que Adán tomara la presencia de Dios y que la esparciera a través de todo el mundo. Pablo dijo que un hombre sin Dios es una creatura sin consciencia en Romanos 1:28-32, "Además, como estimaron que no valía la pena tomar en cuenta el conocimiento de Dios, Él a su vez los entregó a la depravación mental, para que hicieran lo que no debían hacer. Se han llenado de toda clase de maldad, perversidad, avaricia y depravación. Están repletos de envidia, homicidios, disensiones, engaño y malicia. Son chismosos, calumniadores, enemigos de Dios, insolentes, soberbios y arrogantes; se ingenian maldades; se rebelan contra sus padres; son insensatos, desleales, insensibles, despiadados. Saben bien que, según el justo decreto de Dios, quienes practican tales cosas merecen la muerte; sin embargo, no sólo siguen practicándolas sino que incluso aprueban a quienes las practican." Solo al estar constantemente en la presencia de Dios nuestra mente y nuestro corazón pueden ser renovados, el problema que tenemos los hombres es que pensamos que no necesitamos de Dios, cuando en verdad es lo que primero necesitamos. Lo primero que Dios le dio al hombre fue Su presencia. No basta con ir a la iglesia, debemos estar en constante contacto con Dios, escuchando Su voz, Sus mandamientos, Sus órdenes, siguiendo Su dirección, porque nuestro ser interior necesita ser fortalecido (Efesios 3:16, "Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser") Somos responsables de guiar a todos aquellos por quienes vamos a rendir cuentas
3. La función del hombre
La función o tarea significa una responsabilidad o algo que se ha confiado para hacer. Lo que Dios le dio a Adán para hacer continua vigente hoy en día, debido a que Dios es un Dios de propósito y tiene una razón para todo lo que hace.
a. Líder y visionario: Génesis 2:15-17, "Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara, y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás.»". El hombre que existía primero recibió toda la información, toda la revelación, toda la comunicación de parte de Dios. Dios quiso que el hombre fuera el recipiente inicial se Su plan para la raza humana. Dios le mostró todo el Edén, lo que había creado y le dio instrucciones precisas sobre cómo vivir. El hombre era el líder de todo, era el encargado de guía a los que vendrían tras él en los caminos de Dios. Debemos entender como varones entonces que si algo en nuestra familia no marcha bien somos responsables (Génesis 3:12, Él respondió: La mujer que me diste por compañera me dio de ese fruto, y yo lo comí.") Tenemos entonces la responsabilidad nos guste o no, podemos huir de ella pero nos va a perseguir, debido a que no sólo es función, es un propósito dado por Dios.
b. Maestro: Dios le entregó a Adán las instrucciones y revelaciones precisas sobre cómo vivir. Adán fue el responsable de transmitir eso que Dios le había entregado para que lo enseñara a Eva. Ella aprendió esto de su maestro (Génesis 3:1-2, "La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Dios el Señor había hecho, así que le preguntó a la mujer: ¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín? Podemos comer del fruto de todos los árboles —respondió la mujer—) (Efesios 5:25-26, "Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra.")
c. Cultivador: Génesis 2:15, "Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara". Esto significa que nuestro propósito es cultivar todo lo que nos rodea. La palabra cultivar significa hacer que algo de fruto, desarrollar algo hasta su estado perfecto. El hombre tiene que ser una fuente de fruto y productividad, debe desarrollar y cultivar la vida de su familia y de otras personas para la gloria de Dios.
d. Proveedor: Tenemos la idea de que el trabajo es algo que surgió como efecto del pecado de Adán. Dios mismo trabajo en la creación del mundo, y dice la biblia que el séptimo día descansó. Dios nos enseña cuando trabajar y cuando descansar y Él desea que trabajemos porque al trabajar exponemos todo nuestro potencial, pero también permite reflejar la naturaleza de Dios y nos permute proveer para nuestras familias. Si el hombre no tiene claro su papel de proveedor no puede cumplir la visión, ya que proveer significa "poder ver hacia adelante"
e. Finalmente el hombre es protector: Génesis 2:15, "Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara". Dios entregó la responsabilidad del cuidado del jardín al hombre. El hombre es un protector natural. Sabía usted que el concepto hebreo de nombrar cosas de hecho significa poseerlas (Génesis 2:19-20, "Entonces Dios el Señor formó de la tierra toda ave del cielo y todo animal del campo, y se los llevó al hombre para ver qué nombre les pondría. El hombre les puso nombre a todos los seres vivos, y con ese nombre se les conoce. Así el hombre fue poniéndoles nombre a todos los animales domésticos, a todas las aves del cielo y a todos los animales del campo. Sin embargo, no se encontró entre ellos la ayuda adecuada para el hombre.)
Por esta razón Dios les dio a María y José el nombre de su hijo Jesús, porque no quería que ellos se sintieran que tenían derecho a poseerlo.

 

Redes Sociales

facebook Canal de youtube Instagram Twetter