Blog

Una reflexión fresca y distinta cada semana

Pequeñas Actitudes

Escrito por Bernardo Gómez

Hace unos días estaba incapacitado por una operación y el Espíritu Santo aprovechó ese reposo para hablarme algo especial a mi corazón mientras me tomaba un vaso con agua; lo cual hice casi de un solo sorbo y sin respirar. Cuando terminé, escuche la voz del Espíritu Santo haciéndome la siguiente pregunta. ¿Has notado que casi siempre que te tomas un vaso con agua lo haces de la misma forma? Medité unos segundos en esto y confirmé que la pregunta del Espíritu Santo era mas bien una afirmación en mi vida. Entonces Él aprovechó este momento para enseñarme algo que deseo compartir contigo en el día de hoy. Las pequeñas cosas que hacemos muestran mucho de lo que hay en nosotros. Reflexionar sobre este punto me hizo comprender que había en mi vida un patrón de conducta negativo que era no saber esperar, lo cual se reflejaba en ansiedad, y que me llevaba a querer resolver todas las cosas de manera inmediata, olvidando que como dice la Biblia, todo tiene un tiempo bajo el cielo.

Ser consciente de este pequeño patrón de conducta negativo, abrió mis ojos y me permitió ver el rompecabezas de otras cosas que necesitaban ser trabajadas en mi vida, como la justificación, excusas, frustración, enojo, etc. La Biblia nos dice que estas pequeñas cosas son como las zorras que entran a los cultivos de uvas a comérselas.

Cantares 2:15, “Atrapen a las zorras, a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor”

Así mismo ciertas actitudes de nuestra vida son como esas zorras que se comen nuestro fruto y nos impiden mostrar buenas cosechas en nuestra vida.

¿Cómo tratar con estas pequeñas actitudes que son nocivas para el fruto que queremos dar?

1. No pases por alto las cosas pequeñas: recuerda que tenemos la tendencia a minimizar las cosas y a veces tenemos algo de miopía hacia nosotros que nos impide ver estas pequeñas cosas.

2. Necesitamos constantemente orar para pedirle al Señor que nos examine y nos muestre estas cosas que nosotros y otros no pueden ver.

Proverbios 10:17, “El que atiende a la corrección va camino a la vida; el que la rechaza se pierde”

Recuerda siempre que por nuestros frutos ya sean grandes o pequeños nos conocerán.