¡Esto es Manantial de Dios!


Misión

Convocar a personas a conocer a Jesús, motivarlos para que pertenezcan a su familia, edificándoles en la palabra de Dios para formar en ellas el carácter de Cristo, y así equiparlos para su ministerio en la iglesia de tal manera que dando fruto en sus vidas exalten el nombre de Dios.

Visión

Una Iglesia...



Donde habita el Espíritu de Dios, que guía a la verdad y libertad.



Con miembros apasionados por la presencia de Dios, que le aman y le adoran.



Con discípulos restaurados y capacitados que reflejan el carácter de Jesús en sus vidas santas y prósperas.



Con niños y jóvenes que hacen de Jesús su mejor amigo.



Con personas enamoradas de Jesús, dispuestas a llevar su nombre a todas las esferas.



Con miembros empoderados de las armas espirituales que pelean la batalla por su tierra prometida y el establecimiento del reino de Dios aquí en la tierra.



Que promueve la santidad como baluarte que trae libertad, alegría y prosperidad.



Que predica un evangelio transparente, propicio y guiado por el Espíritu de Dios.



Con miembros prosperados que generosamente dan a los necesitados.





Que conoce y disfruta el manantial que es Jesús en sus vidas.



¿Qué nos identifica?

Ser una iglesia contemporánea y apasionada en su relación con Jesús. Que propicia espacios en donde se puede disfrutar del amor y devoción a Dios. Con una predicación práctica genuina y propicia a Los tiempos y necesidades actuales. Una iglesia enteramente guiada por el Espíritu Santo, quien la satura de libertad, aceptación y alegría para vivir y alcanzar su máximo potencial en la tierra.



¿En qué creemos?

  • 1. Que la biblia es la palabra de Dios y constituye la instrucción para alcanzar una vida libre, santa y próspera.


  • 2. Que hay un solo Dios, creador de todas las cosas y existe en tres personas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.


  • 3. Que el pecado nos separa de Dios, de su amor, planes y propósitos. Y que solo a través de Jesús encontramos perdón y restauración.

  • 4. Que para ser bendecidos aquí en la tierra y alcanzar vida eterna después de la muerte necesitamos arrepentirnos, creer en Jesús como hijo de Dios y someternos a su voluntad.


  • 5. Que el Espíritu Santo mora en el corazón de todos los que han aceptado a Jesús como su Señor y salvador.


  • 6. Que Jesús estableció dos ordenanzas que celebramos en la iglesia: el Bautismo y la Santa Cena.

  • 7. Que hemos sido salvados por gracia para cumplir el propósito de Dios: amarle, adorarle y servir en la gran comisión.


  • 8. Que una vida transformada y prosperada da testimonio de Jesús y nos permite llevar a otros a conocerle.


  • 9. Que el Señor Jesús vendrá por segunda vez por su iglesia.